“Los jóvenes músicos del grupo Luz de Riada se plantan en el escenario y obsequian al público dos herramientas para construir en la imaginación de cada persona un cuento, una fábula, un misterio, una experiencia.”

http://www.jornada.unam.mx/2016/11/03/cultura/a04n1cul

lajornada1